Cómo deshacerte de la klebsiella

PortalSalud

La klebsiella es un tipo de bacteria Gram-negativa que puede causar una gran cantidad de infecciones, entre las que predominan la neumonía, septicemia y meningitis.

Se trata de una bacteria que en el ámbito hospitalario ha desarrollado una progresiva y poderosa resistencia antimicrobiana, lo que significa que ningún antibiótico puede combatirla. Este problema se encuadra en una de las preocupaciones más grande de la Organización Mundial de la Salud: la resistencia a los antibióticos.

La infección por klebsiella se presenta cuando se está expuesto a la bacteria, ya sea de ingreso por vía respiratoria (causando una neumonía) o a través de la sangre, como por ejemplo por medio de una herida (generando una infección en la sangre). Sin embargo, también existe un alto riesgo de contagio simplemente al estar en contacto de personas que tengan la bacteria, algo muy común en las infecciones intrahospitalarias.

De hecho, esta bacteria es la causa del 3% de todos los casos de neumonía bacteriana aguda y es un denominador común de todos los casos de infecciones hospitalarias.

Te puede interesar: Cómo se contagia la neumonía

¿Cómo combatir a una bacteria tan resistente?

Un estudio reciente de la Sociedad Americana de Microbiología reveló que la klebsiella pneumoniae, el tipo más relevante de bacterias del género bacteriano klebsiella, demostró una inusual y fortalecida resistencia a antibióticos de última generación, y enciende la alarma sobre la poderosa fuerza que esta bacteria ha tomado, combatiendo cualquier intento de tratamiento con antibióticos.

El tratamiento de una bacteria será siempre con antibióticos. Debido a la fuerza de la klebsiella, su forma de administración será por vía introvenosa.

La efectividad dependerá del modo de contagio, ya que las adquiridas de manera intrahospitalaria son realmente difíciles de combatir y pueden poner en serio riesgo la vida de las personas que se infectan de esta manera.

En el caso de la bacteria adquirida fuera del hospital, la administración de cefalosporina o levofloxacina puede resultar efectiva y acabar con la bacteria.

Te puede interesar: Síntomas de rotavirus en adultos

Claves para prevenir la infección

Prevenir la diseminación y el contagio de esta bacteria es una cuestión de higiene y hábitos. Una de las acciones más importantes es lavarse las manos, en especial en situaciones como:

  • Antes de cocinar o antes de comer.
  • Después de ir al baño.
  • Después de toser, estornudar o sonarse la nariz.
  • Después de manipular dinero.
  • Antes y después de cambiar pañales en los bebés.

En el ámbito hospitalario, las medidas preventivas deben potenciarse aún más. Muchos centros de salud cuentan con protocolos de limpieza y control de infecciones que involucran a todo el personal de salud, como la higiene de las manos y el uso de batas y guantes al ingresar en habitaciones donde se alojan pacientes con enfermedades relacionadas con klebsiella.

Te puede interesar: ¿Qué es la serología?

Con el objetivo de eliminar la transmisión de microorganismos durante la atención del paciente, la OMS recomienda 5 momentos clave en los que es indispensable higienizar las manos con solución alcohólica:

  1. Antes del contacto con el paciente.
  2. Antes de realizar una tarea aséptica.
  3. Después del riesgo de exposición a fluidos corporales.
  4. Después del contacto con el paciente.
  5. Después del contacto con el entorno del paciente.

Precisamente, se deberá tener un estricto control del lavado de manos antes y después de cambiar vendajes o apósitos para heridas, después de tocar las superficies del hospital, como los rieles de la cama, picaportes, mandos a distancia o teléfono. Esto involucra al personal del hospital como a los pacientes.

Te puede interesar: ¿Qué es la influenza B?

¿Qué es la resistencia bacteriana?

Los antibióticos son medicamentos que se utilizan para el tratamiento de enfermedades e infecciones causadas por bacterias. Sólo son efectivas para este tipo de patologías, por lo que una enfermedad viral o por hongos no tendrá respuesta alguna si se la trata con antibióticos.

Y es aquí donde comienza el problema, ya que el uso inadecuado (como en enfermedades no bacterianas o tratamientos incompletos, por ejemplo), genera que las bacterias muten en respuesta al uso de estos fármacos y se hagan mucho más resistentes. De ahí la denominación resistencia bacteriana.

Al respecto, la OMS se encuentra desde hace varios años en estado de alerta, debido al crecimiento de estas bacterias resistentes, lo que hace no sólo que se multipliquen los costos médicos, sino que, para peor, se extiendan las internaciones hospitalarias y aumente la mortalidad.

Es por este creciente problema que el organismo sanitario más importante del mundo indica que para combatir la resistencia bacteriana y todas sus consecuencias es fundamental la educación en salud. Para esto, elaboró una serie de consejos:

  • Tomar antibióticos sólo cuando los prescriba un profesional sanitario certificado.
  • No pedir antibióticos si los profesionales sanitarios dicen que no son necesarios.
  • Seguir siempre las instrucciones de los profesionales sanitarios con respecto al uso de los antibióticos.
  • No utilizar los antibióticos que le hayan sobrado a otros.
  • Prevenir las infecciones lavándose frecuentemente las manos, preparando los alimentos en condiciones higiénicas, evitando el contacto cercano con enfermos, adoptando medidas de protección en las relaciones sexuales y manteniendo las vacunaciones al día.

Precisamente en este último punto, la OMS elaboró un modelo de 5 claves para la inocuidad de los alimentos:

  1. Mantener la limpieza del área donde se cocina.
  2. Tener separados los alimentos crudos de los cocinados.
  3. Cocinar completamente las comidas (en particular las carnes).
  4. Mantener los alimentos a temperaturas seguras.
  5. Usar agua y materias primas inocuas.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.

Más reciente

×