Cómo detener la picazón del vello cuando crece

i Cómo detener la picazón del vello cuando crece

Ya sea que te afeites las piernas, la línea del bikini, la cara o la cabeza, el vello que vuelve a crecer puede producir una picazón enloquecedora en tu piel.

Esto ocurre porque desde el mismo momento del afeitado ya hay un proceso de irritación y resequedad de la piel y a veces cuando el vello recién afeitado vuelve a crecer se puede encarnar, dando como resultado una protuberancia un poco más abajo de la superficie de la piel que se vuelve roja y dolorosa.

Te puede interesar: ¿Cómo tratar la picazón en las piernas después del afeitado?

Pero este es un problema que se puede evitar o reducir utilizando las técnicas adecuadas de afeitado y unos pequeños trucos para mantener tu piel suave y libre de picazón.

Lo primero es diferenciar en cual zona de tu cuerpo tienes la picazón para determinar el mejor método de atacarla.

El afeitado de la zona púbica es quizás el que más molestias genera posteriormente, pues se trata de un cabello mucho más grueso y la piel de esta zona es a su vez más delicada y sensible que la de piernas o axilas.

Otras personas tienen problemas con el afeitado de sus axilas, manifestando picor o sensación de “cortes” en la piel de esta zona. Esto indica que se usó una mala técnica de afeitado y se irritó la piel más allá de lo debido.

En el caso de las piernas, aunque la piel de las mismas suele tener un grosor que la hace más resistente y sus vellos son quizás los menos gruesos de las partes “afeitables” del cuerpo, también pueden presentarse problemas de escozor o picazón debido a la presencia de vellos encarnados o un mal uso de las cuchillas de afeitar.

La clave, cuidar la piel antes y después del afeitado

Como norma en tu vida y para mantener una piel sana, procura mantener tu cuerpo bien hidratado, tomando varios vasos de agua todos los días, con mayor énfasis en los días cálidos.

Una piel sana siempre será menos propensa a problemas con el crecimiento de los vellos, o temas como vellos encarnados y alergias.

El alcohol y la cafeína tienen efectos deshidratantes por lo que debes limitar su consumo si no quieres que tu piel sufra resequedad.

Para rasurarte, es mejor que escojas hacerlo después de tomar una ducha con agua caliente, pues esta hidrata la piel y abre los folículos pilosos.

Esto hace que el vello se levante y suavice, haciendo que la cuchilla lo corte con menor esfuerzo reduciendo el riesgo de que se irrite la piel durante el posterior crecimiento del vello.

El exfoliar tu piel con regularidad es otro truco que te ayudará muchísimo para evitar problemas mientras crece el vello tras rasurarte, pues se eliminan células muertas y obstrucciones en los poros y folículos pilosos, reduciendo la posibilidad de infecciones o de que se encarne el vello al crecer.

Además, siempre empieza el afeitado siguiendo la dirección en que crece el vello, con movimientos cortos y sin mucha presión contra su raíz, otra causa de irritación.

Lava y enjuaga bien el área después de afeitarte para eliminar residuos de vellos o jabón.

Los métodos de depilación con cera o con azúcar son otra opción muy útil, pues duran más que el afeitado con rasuradora o cuchilla y muchas personas experimentan un menor número de vellos encarnados, enrojecimientos o irritación.

Aplica una crema hidratante suave como gel de aloe vera o aceite de bebé sobre la zona después del afeitado y si ya tienes comezón puedes usar una crema hidratante una o dos veces al día.

Otro tema de interés: Baños para aliviar la picazón de la piel

Si piensas usar una loción o crema hidratante de otro tipo, debes asegurarte que no sea de un tipo que provoque la obstrucción de los poros, o agravarás el problema de irritación.

Advertencias en caso de que la situación no mejore

Habla con tu médico si tu piel o cuero cabelludo te pica incluso cuando no te afeitas, o si experimentas alguna erupción inexplicable.

Puedes tener una alergia u otra condición que pueda combatirse con un tratamiento médico.

Además, si estás tomando algún medicamento que aumenta la sensibilidad de la piel o el riesgo de reacciones alérgicas, deberías pensarlo dos veces antes de rasurarte para evitar complicaciones con el crecimiento de los vellos.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.

Más reciente