Loading ...
Loading ...

¿Cuáles son los peligros de donar plaquetas?

Las plaquetas son elementos formes de la sangre que participan en la coagulación sanguínea, por lo tanto son indispensables para controlar hemorragias y para que se produzca el proceso fisiológico de coagulación.

Loading...

Un recuento bajo de plaquetas se conoce con el término médico de plaquetopenia o trombocitopenia. Diversos trastornos tanto hereditarios como adquiridos pueden interferir en la formación de plaquetas, en la duración de su vida media o en su correcto funcionamiento, lo que puede provocar sangrados excesivos que se expresan con gravedad variable, desde sangrado nasal o epistaxis, sangrado de encías o gingivorragia, hematomas en la piel, hasta hemorragias gastrointestinales severas.
Aquellas personas que presenten alguna de estas condiciones requerirán transfusiones de plaquetas para poder controlar su enfermedad. Por lo tanto, donar plaquetas ayuda a pacientes con una variedad de patologías que afectan la formación o el funcionamiento de estas células, pero es importante informarse a cerca de los peligros asociados con este procedimiento previo a tomar la decisión de donar hemoderivados. Aquí explicaremos el preceso de recolección de la muestra de donación y los posibles efectos adversos de dicho procedimiento para que puedas evacuar todas tus dudas al respecto.

Tal vez te interese: Condiciones que causan bajo nivel de plaquetas

Proceso de donación de plaquetas

Al momento de decidir donar plaquetas, resulta útil tener una noción general sobre cómo se lleva a cabo el procedimiento de aféresis, es decir, la extracción de sangre de la que se reclutarán las plaquetas para donar. En primer lugar, se te informará en detalle qué estudios se le harán a la sangre que te extraigan para donar y se te consultará si estás de acuerdo. Se estudiará tu sangre para detectar enfermedades que pueden transmitirse de forma hematógena con una transfusión sanguínea, por ejemplo hepatitis, VIH y sífilis.

Si los resultados de estas pruebas son negativos, la sangre se distribuye para su uso en hospitales y clínicas. Si alguno de los análisis da positivo, recibirás un llamado para estudios confirmatorios y de ser corroborado el diagnóstico, se te indicará una derivación para tu atención médica. Posteriormente, se da inicio al proceso de extracción de la muestra de sangre: para ello se te realizará una punción en una vena periférica, las más utilizadas son las venas de los brazos, en especial las venas del pliegue del codo. Una vez asegurado el acceso venoso, se extrae la sangre entera, de la cual son separadas las plaquetas del plasma y resto de elementos de la sangre media. Sólo se extraen las plaquetas de manera selectiva. Es por esto que donar plaquetas no produce anemia ni debilidad posterior a la donación, como si puede suceder luego de la donación de glóbulos rojos, ya que sólo se extraen plaquetas y la anemia depende exclusivamente de la cantidad de glóbulos rojos de la sangre. Normalmente, la totalidad del procedimiento no demora más de una hora.

Loading ...

Efectos secundarios más comunes

Una vez finalizado el procedimiento para la aféresis o extracción de las plaquetas de la sangre, normalmente no suelen producirse efectos secundarios y el donante puede irse a su casa y continuar su vida normalmente.

El organismo se recupera de forma rápida, y las plaquetas se regeneran a los 7 días, luego de los cuales la persona ya estaría en condiciones de volver a donar plaquetas si así lo quisiera. Sin embargo, aunque muy infrecuentes, se han reportado una serie de riesgos de donar sangre. Cuando hablamos específicamente de la donación de plaquetas, entre los efectos secundarios más comunes debemos mencionar una sensación de mareo, atontamiento o desmayo cuando se inserta la aguja en el cuerpo para comenzar el proceso, que se debe a los miedos o nervios de algunas personas a las punciones venosas, a las clínicas u hospitales, que puede llevar a que al momento de introducir la aguja en la vena se produzca un descenso brusco de la presión arterial que provoque mareo o desmayo. Un efecto similar puede producirse debido a que muchas personas acuden a donar sangre en ayunas, cuando en los últimos años se ha demostrado que esto no es necesario ya que la donación de sangre o plaquetas puede llevarse a cabo perfectamente con un desayuno liviano previo. Esto no trae consecuencias en la muestra que se extrae del donante, y puede evitar desmayos o mareos debidos a la hipoglucemia por ir a donar sangre en ayunas.
Luego de la extracción de plaquetas, se recomienda no realizar esfuerzos o cargar peso con el brazo que fue punzado durante las siguientes cuatro a seis horas. Esto se debe a que pueden producirse hematomas posterior a la extracción de sangre, y la mayor parte de las veces éstos no derivan de la punción sino del incumplimiento de esta recomendación. Otro factor a considerar es el hecho de que con el fin de evitar que la sangre se coagule dentro de la máquina usada para recolectarla, a veces se agrega una sustancia llamada citrato.

Aunque es muy infrecuente, el citrato puede producir una sensación de hormigueo alrededor de los labios durante el procedimiento de aféresis, pero es sólo temporal y desaparece una vez finalizado el mismo.

Sigue leyendo: Complicaciones de un recuento bajo de plaquetas

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.

Loading...
Loading...

Referencias