¿Qué es el Asenlix?

i PortalSalud

El asenlix forma parte de esos medicamentos que sólo están recetados para condiciones de salud muy específicas, pero que son utilizados sin prescripción médica ni supervisión por los efectos que pueden tener sobre el cuerpo, que en la mayoría de los casos son efímeros y no se corresponden con los riesgos a los que se somete la salud.

Al tomar una dosis de asenlix la persona se siente más alerta, con más energía y pierde el apetito, además, el medicamento estimula el metabolismo y facilita la pérdida de peso, es por esto que su consumo sin receta se debe en un gran porcentaje a deportistas de alto rendimiento, que buscan mejorar los tiempos de reacción durante las actividades atléticas y choferes que deben mantener un ritmo y cumplir exhaustivas jornadas laborales.

Lee también: Medicamentos para reducir el Cortisol

¿Cómo funciona el asenlix y para qué se receta?

El principio activo del asenlix es el clobenzorex que es un medicamento anorexigénico, en otras palabras, sirve para suprimir el apetito. Se administra en dosis de 30 mg dos veces al día, para tratar la obesidad exógena y se evita tomarlo de noche puesto que puede ocasionar insomnio.

Un médico receta este medicamento cuando el paciente logra controlar su peso mediante un régimen dietético y ejercicio, también en casos de extremos de obesidad, cuando el paciente alcanza límites de índice corporal por encima de los estándares saludables según su edad y altura.

En cualquier caso, el tratamiento será temporal y estará acompañado de otras medidas relacionadas con la alimentación y el ejercicio, además, el paciente estará bajo vigilancia continua y estricta.

Desde el punto de vista químico el clobenzorex es similar a la anfetamina, aunque menos potente. El clobenzorex actúa en el cerebro produciendo la liberación de los neurotransmisores noradrenalina, dopamina y serotonina. La serotonina es la encargada de producir la sensación de saciedad y por ende, disminuye el apetito en el paciente. Por otro lado la noradrenalina y dopamina, son los responsables del efecto estimulante que genera alerta.

Obesidad exógena

La obesidad de un paciente puede ser endógena o exógena. Se considera que la obesidad endógena proviene de causas internas al cuerpo como hipotiroidismo u otros trastornos, mientras que la obesidad exógena es la más común y no está causada por ninguna enfermedad, sino por los hábitos alimenticios de cada persona.

Otro factor responsable de la obesidad exógena es el poco gasto energético con relación a la cantidad de energía ingerida, básicamente esto se traduce como sedentarismo acompañado de una dieta desequilibrada.

Artículo relacionado: Efectos de los antidepresivos durante el ciclo menstrual

Efectos secundarios del asenlix

Los efectos secundarios del asenlix se manifiestan de distintas formas, pudiendo unos pacientes experimentar algunos síntomas más agudos que otros. Por lo general consisten en:

Daño al aparato digestivo: Estreñimiento, dolor de estómago y resequedad en la boca.

Daño en el sistema nervioso central: Agitación, nerviosismo, irritabilidad, insomnio y problemas para dormir, dolor de cabeza, vértigo, depresión, convulsiones, reacciones psicóticas y adicción.

Daño en el aparato circulatorio: Insuficiencia cardíaca, angina de pecho, taticardia, presión arterial alta, infarto, dolor precordial y dificultad para respirar. Los mayores riesgos son los efectos que tienen sobre el corazón, haciendo que lata más vigorosamente, lo que puede ser un peligro para los que padecen enfermedades cardíacas.

Si un paciente en tratamiento manifiesta cualquiera de estos síntomas debe notificar inmediatamente al médico quien decidirá si es prudente continuar con la medicación o si por el contrario es mejor suspenderlo.

Existe un gran riesgo de sufrir una elevada presión pulmonar debido a la dificultad para respirar que presentan algunas personas al ingerir el medicamento.

Uno de los efectos secundarios del asenlix más importantes a tener en cuenta es la sensación de fatiga crónica una vez que ha pasado el efecto del medicamento, en el que la persona experimenta aún más cansancio de lo normal, también puede experimentar depresión.

Las reservas naturales de serotonina del cuerpo también pueden verse perjudicadas, cuando el organismo asume que el medicamento asenlix reemplazará la necesidad de producir dicha sustancia.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.

Más reciente