¿Qué función cumple el carbono en el cuerpo humano?

i PortalSalud

El carbono es un elemento químico que ocupa la posición 6 en la Tabla Periódica de Elementos. Su masa atómica es 12,017 y su estado es solido, pero sin características metálicas ni magnéticas.

Es sólido a temperatura ambiente y existe en la naturaleza tanto en forma cristalina como amorfa.

Ejemplos de carbono en forma cristalina son el diamante y el grafito, mientras que en forma amorfa se representaría en el negro de humo.

Lee también: Los alimentos a base de carbono que los humanos comen

Es el pilar básico de la química orgánica y forma parte de todos los seres vivos. Está presente en una amplia variedad de compuestos y constituye una parte importante de las plantas y los animales.

El carbono es el décimo quinto elemento más abundante en la corteza terrestre y el segundo más abundante en el cuerpo humano, después del oxígeno.

¿Qué importancia tiene el carbono para la vida?

El aspecto más importante del carbono en relación con el cuerpo humano es que es vital para la vida. El carbono constituye una gran parte de casi todas las partes del cuerpo y conforma el 18 por ciento de este.

Sirve como un agente de enlace que facilita la construcción de cadenas complejas de moléculas; en este sentido, podemos pensar que el carbono es como un bloque de construcción para las moléculas biológicas.

Sin este químico en el cuerpo, las molécula biológicas no serían capaces de enlazarse y el cuerpo sería un conjunto sin forma de átomos sueltos.

Además, es el elemento que produce la energía que los humanos necesitan para vivir, en este caso transformado en carbohidratos y otros químicos complejos.

El ciclo del carbono

El ciclo del carbono es el proceso por el cual este químico fluye dentro de un ecosistema, es decir el área en donde conviven los seres vivos y no vivos.

Los ecosistemas se dividen en dos tipos principales: acuáticos y terrestres. Ambos utilizan al carbono como fundamento básico, ya que los productores primarios en los dos tipos de ecosistemas son plantas o algas.

Estas plantas crecen por medio de la conversión del carbono en dióxido de carbono en los alimentos gracias a la fotosíntesis.

El carbono se almacena en las plantas en forma de energía. Otros organismos en el ecosistema, incluyendo al hombre, aprovechan esta energía cuando consumen plantas u organismos que ya hayan consumido esas plantas.

Cuando los organismos mueren, los microorganismos encargados de la descomposición los destruyen y liberan el carbono nuevamente hacia la atmósfera.

Datación de carbono

Los seres humanos respiran el dióxido de carbono de la atmósfera. Este químico contiene algunos elementos de carbono-12 y carbono-14.

El carbono-14 es un carbono radiactivo que emite un nivel de radiación bajo desde el interior del cuerpo.

En el momento de la muerte, el nivel de radiación en el cuerpo humano disminuye porque ya no puede incorporar más carbono-14. Con el paso del tiempo, las huellas de las emisiones radiactivas se debilitan.

El nivel de emisiones permite a los científicos determinar el tiempo que ha transcurrido desde la muerte de un organismo, incluso medido en miles o millones de años.

Este proceso se conoce como datación por carbono 14 y es un método muy usado en la arqueología, así como en otras ciencias como la geología, geofísica, hidrología, paleoclimatología, ciencia atmosférica, oceanografía y la biomédica.

Efectos del carbono en la salud

Aunque el carbono es la base de la vida humana, también puede generar efectos negativos en el cuerpo.

Por ejemplo, el carbón vegetal es una forma de carbono. La inhalación de grandes cantidades de carbón en un período determinado puede desarrollar la enfermedad del pulmón negro o pneumoconiosis.

Artículo relacionado: ¿Cómo el monóxido de carbono afecta al cuerpo humano?

Este efecto se observa en gran medida en los trabajadores de las minas de carbón, ya que están expuestos al polvillo del carbón durante períodos prolongados, sufriendo a la larga enfermedades pulmonares y cardíacas graves.

También se han registrado casos de afecciones cutáneas como lesiones en la mucosa bucal y problemas en los folículos pilosos por la exposición a este elemento.

El monóxido de carbono, resultante de la combustión de combustibles fósiles, es otra forma de carbono perjudicial para la salud; puede causar mareos, pérdida del equilibrio, dolores de cabeza y hasta la muerte.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.

Más reciente

×