¿Cuáles son las causas de los mareos cuando estás recostado?

i PortalSalud

La sensación de mareo al estar acostado en la cama no es tan frecuente como sentirse mareado al levantarse, y por lo general, las personas que sufren de mareos constantes tienden a adoptar una postura recostada para minimizar las molestias y las sensaciones físicas.

Los mareos de este tipo, donde la persona no siente alivio al acostarse, sino que por el contrario se intensifican la sensación, tienen su origen en la parte más interna del oído y es un tipo de vértigo con mayores probabilidades de presentarse en personas adultas.

Artículo relacionado: Causas de sofocos y mareos

¿Por qué ocurren los mareos al estar tumbado?

El mareo al estar acostado en la cama se produce por una condición que a nivel de la medicina se conoce como vértigo posicional paroxístico benigno. La parte interna del oído contiene minúsculas partículas o cristales de calcio que permiten mantener el equilibrio.

Al mover la cabeza estos cristales de calcio estimulan las células nerviosas que envían una señal al cerebro mediante la cual le indican en qué dirección se está moviendo la cabeza.

Por lo general estas partículas se distribuyen equitativamente en los tres canales del oído interno, pero cuando se rompen y aglomeran en un solo sitio las células nerviosas no envían el mensaje correcto sobre el movimiento de la cabeza, y el cerebro interpreta este movimiento de forma exagerada, es decir, se crea la ilusión de llevar a cabo movimientos bruscos, lo que conlleva a la sensación de vértigo y mareos al estar tumbado.

Causas del vértigo posicional

El vértigo posicional paroxístico benigno (VPPB) suele asociarse con el envejecimiento, sin embargo, también puede producirse después de un golpe en la cabeza, o por lastimar la parte interna del oído con algún objeto introducido en la oreja. Otros motivos pueden ser:

  •       Degeneración espontánea de las membranas otolíticas utriculares
  •       Otitis media
  •       Cirugía de oído
  •       Infección viral
  •       Anestesia y reposo en cama muy prolongado

El VPPB se experimenta cuando el paciente mueve la cabeza para darse vuelta en la cama y cuando pasa muchas horas acostado, por lo que cree que siente mareos al dormir o al agacharse para recoger algo. La sensación puede durar unos pocos segundos a varios minutos y solo en casos extremos la persona puede experimentar náuseas, hipoacusia y acufenos.

Lee también: Lactancia y mareos

Mareos cervicogénicos o mareo cervical

Otra causa de los mareo al estar acostado en la cama proviene de las vértebras cervicales, es decir, de las vértebras del cuello.

Cuando una persona tiene una lesión en las vértebras cervicales la zona del cuello puede presentar ciertos problemas del flujo sanguíneo, lo que produce alteraciones en el sistema nervioso y vestibular. La falta de oxigenación por el paso obstruido de la sangre genera la sensación de mareo.

Si bien el mareo cervical es común en personas con algún tipo de lesión en el cuello, hay ciertas posturas en personas sanas que pueden llevar a experimentarlos y son las posturas que aumentan la tensión cervical, es decir, mantener la cabeza adelantada como ocurre cuando se mira el ordenador o el teléfono móvil.

De igual manera, cuando una persona apoya la cabeza en una almohada demasiado alta con relación a la distancia de su hombro a la base del cuello, genera tensión en esta zona y se produce molestia, la persona cree que experimenta mareos al dormir o se siente mareada al permanecer en estado de reposo.

Diferentes mareos al estar tumbado

Los mareos ocasionados por vértigo posicional paroxístico benigno generan en la persona en reposo la sensación de que todo a su alrededor está girando y esto se mantiene incluso cuando la persona está de pie.

Por otro lado, los mareos cervicogénicos, a causa de una mala postura o una lesión cervical, empeoran al mover la cabeza o al mantener una misma posición durante un tiempo prolongado, están acompañados con dolor de cabeza, tensión y rigidez en los músculos del cuello y hombros.

Finalmente, los mareos al dormir, son más frecuentes cuando la persona atraviesa un cuadro febril. La alta temperatura de su cuerpo genera la sensación de que todo a su alrededor da vuelvas o que se mece de un lado a otro la habitación donde está.

Los problemas de mareo se asocian también al equilibrio, cuando una persona sufre vértigo es probable que también tenga problemas en alguna parte del oído así que deberá acudir a un médico especialista que recete un tratamiento para mareos adecuado según las necesidades del paciente.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.

Más reciente

×