Dieta para intolerancia a la glucosa

PortalSalud

De acuerdo al Joslin Diabetes Center, la insulina es una hormona producida por el páncreas que ayuda a que la glucosa (o azúcar), que proviene de los alimentos, pueda entrar a las células y obtener energía. La resistencia a la insulina o intolerancia a la glucosa, ocurre cuando el cuerpo no responde a la insulina que produce. El resultado es que glucosa no puede entrar las células y se queda en la sangre. Con el tiempo, el nivel de glucosa en la sangre se acumula y el resultado es diabetes. Aunado a esto, el páncreas trabaja más duro para producir más insulina. En esta etapa no tienes diabetes, pero a tu cuerpo le está costando trabajo procesar el azúcar y los carbohidratos. De acuerdo con Jack Challem, autor de "Stop Prediabetes Now", tienes la capacidad de reducir tu probabilidad de que tu intolerancia a la glucosa se convierta en diabetes tipo 2 si reduces tu consumo de carbohidratos y azúcar refinada. Incrementa tu consumo de alimentos frescos y saludables y evita comer alimentos procesados altos en azúcar y conservadores.

Tal vez te interese: Alimentos que no debes comer si eres pre-diabetico

Evita los alimentos procesados

Los alimentos procesados son aquellos que han sido afectados o modificados para su preparación o conservación, por lo tanto, son altos en grasas saturadas, conservadores, grasas trans y azúcar refinada. Estos ingredientes son dañinos para tu salud, ya que contribuyen a incrementar los niveles de glucosa.

De acuerdo con Challem, los azúcares más comunes son la sacarosa, el jarabe de maíz con alta fructosa, el jarabe de maíz (sólidos), la melaza, el jarabe de maple, la dextrosa y los edulcorantes naturales.

Aunque el Splenda se promociona como un alternativo para el azúcar, contiene maltodextrina, que actúa de manera similar al azúcar incrementando tu nivel de glucosa. Puedes seguir comiendo alimentos enlatados, pero evita la fruta que tenga jarabe ya que contiene en su mayoría azúcar.

Sigue leyendo: Dieta para el azúcar elevada en la sangre

Grasa monosaturada y polisaturada

No todas las grasas son creadas iguales, ya que la grasa monosaturada y la poliinsaturada son consideradas grasas saludables.

La grasa monosaturada puede encontrarse en el aguacate, la mantequilla de maní y los aceites vegetales. Comer cantidades moderadas de grasa poliinsaturada (y monoinsaturada) en lugar de grasas trans y saturadas puede tener beneficios para su salud. Esto le permite a tu cuerpo usar la insulina apropiadamente y prevenir el comienzo de la diabetes. El pescado también proporciona proteínas, que estabilizan el nivel de azúcar en tu sangre.

Según la Fundación Española del corazón Los ácidos grasos poliinsaturados se dividen en dos grupos: Omega-6: Presente fundamentalmente en aceites de semillas y cereales. Omega-3: Proveniente de semillas y cereales; y presente en las grasas de pescados y mariscos. Destacan por su efecto sobre la disminución de la presión arterial y la trombosis. Se ha demostrado su papel en la prevención de la aparición de enfermedades cardiovasculares, arritmia y muerte súbita. Además no sólo disminuyen el nivel de colesterol malo o LDL, sino que también aumentan ligeramente el colesterol bueno o HDL

Continúa leyendo: Qué comer cuando el nivel de azúcar en sangre es alto

Vegetales y carbohidratos

Los vegetales y los carbohidratos complejos proporcionan vitaminas y fibra dietética, que le permite a tu cuerpo estabilizar sus niveles de azúcar y reducir el colesterol, que es útil debido a que los prediabéticos tienen riesgo de desarrollar enfermedades del corazón. Dichos carbohidratos se encuentran en alimentos tales como guisantes, granos enteros y hortalizas.

Los carbohidratos simples son descompuestos rápidamente por el cuerpo para ser usados como energía y se encuentran en forma natural en alimentos como las frutas, la leche y sus derivados, al igual que en azúcares procesados y refinados; es por esto que se deben ingerir de preferencia los carbohidratos complejos, ya que estos se digieren más lentamente que los carbohidratos simples y proporcionan más energía. Tus porciones diarias recomendadas de vegetales son cinco, y seis porciones de carbohidratos.

Sigue leyendo: Trucos para disminuir el azúcar en la sangre

Más reciente

×