Efectos del Bórax sobre la salud

Verificado

i PortalSalud

El bórax es el nombre comercial de la sal de boro. Se trata de un cristal blanco y de poca dureza que se disuelve rápidamente en agua. Se utiliza mucho en la limpieza del hogar y, últimamente, en la fabricación de slime.

Se sabe que el bórax ha sido explotado y usado por los seres humanos desde su descubrimiento en Persia hace más de 4.000 años, según el autor Berthold Laufer.

Aunque comercialmente la mayor parte de su producción proviene de la minería profunda, también puede obtenerse de forma natural de los depósitos de cristales dejados por el agua de lagos y torrentes al evaporarse, como es el caso del depósito superficial ubicado cerca de Boron, en el Valle de la Muerte del estado de California, en Estados Unidos.

Lee también: Los 10 químicos domésticos más peligrosos

Hoy en día el bórax muy usado en productos detergentes, suavizantes de ropa y jabones.

Precisamente el perborato de sodio, obtenido de la reacción del bórax con hidróxido de sodio y peróxido de hidrógeno es la lejía más importante utilizada en los detergentes en polvo, pues es una fuente estable de oxígeno activo y un agente blanqueador más suave que el cloro.

También tiene amplios usos como desinfectante y como ablandador de agua, es decir, para reducir la dureza o exceso de cal del agua en los sistemas de distribución de agua potable.

Otros usos del bórax incluyen fertilizante, plaguicida y aditivo farmacéutico y en la fabricación de esmaltes, vidrio y cerámica.

Además puede ser transformado con facilidad en ácido bórico o borato, cuyos usos son muy variados en la industria y el hogar.

Sin embargo, puede tener efectos negativos para la salud si se ingiere y si esto ocurre en grandes cantidades puede incluso llevar a la muerte.

Por tal razón, es mejor saber qué productos han sido expuestos al bórax con el fin de evitar la posibilidad de intoxicación.

Si tu piel estuvo expuesta, lava bien el área. Si el bórax se ingiere, busca atención médica de inmediato.

La toxicidad en estudios en animales

La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA por sus siglas en inglés) ha clasificado el bórax como un producto de "una toxicidad aguda moderada", con efectos en la salud tales como toxicidad oral y dérmica, así como irritación en los ojos y la piel.

Además, varios estudios con animales, uno de los cuales fue realizado en perros, dio como resultado que los mismos sufrieron trastornos sanguíneos y metabólicos y efectos negativos para la salud en los testículos, el sistema endocrino y el peso del cerebro.

En otros estudios con animales con ratones y ratas, se descubrió que el bórax no es cancerígeno, pero los efectos en los testículos y la disminución en el peso corporal se observaron si se administraba en dosis altas.

La EPA ha calificado al ácido bórico como un carcinógeno del Grupo E, lo que significa que no ha encontrado evidencia de carcinogenicidad para los seres humanos.

Toxicidad en humanos

Este informe en inglés del portal de la Red de Datos de Toxicología de Estados Unidos indica que el bórax puede provocar irritación de los ojos, la piel y el tracto respiratorio si entra en contacto con estos.

También puede dar lugar a efectos negativos para la salud en el sistema nervioso central, tracto gastrointestinal, el hígado y los riñones cuando se ingiere o se inhala.

Esto ocurre generalmente cuando una persona ingiere accidentalmente las sustancias que contienen el bórax, como los productos insecticidas en polvo.

Los principales síntomas de la intoxicación por el bórax son un vómito de color azul verdoso, diarrea y erupciones en la piel.

El contacto repetido o prolongado de este agente con la piel puede producir dermatitis, que es una inflamación de la piel que puede ir acompañada de picazón y llagas.

Es especialmente dañino para los niños y una cantidad tan pequeña como una cucharadita puede ser fatal si lo ingiere un niño de corta edad.

Artículo relacionado: Los tratamientos con ácido bórico

De hecho, la tasa de mortalidad infantil por intoxicaciones con bórax es muy alta, generalmente debido a muchos infantes ingieren este producto de manera accidental en un momento de descuido de sus padres o cuidadores.

Efectos ambientales

Según la EPA, el bórax no es tóxico para las aves, peces e invertebrados acuáticos y es "relativamente no tóxico" para los insectos.

La EPA lo ha calificado como un pesticida seguro, pero en cambio el uso de bórax como un herbicida puede ser nocivo para los vegetales en peligro de extinción o amenazados.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.

Más reciente

×