¿Qué es una aguja mariposa?

i Ryan McVay/Photodisc/Getty Images

La extracción de sangre es un hecho de la vida. Casi todo el mundo lo experimenta en algún momento. El miedo al dolor y a los pinchazos múltiples hacen que muchas personas se estremezcan con sólo pensarlo. Aprender los tipos de agujas que se usan en flebotomía puede ayudarte a disipar estos temores.

Identificación

i Ryan McVay/Photodisc/Getty Images

Una aguja mariposa es una aguja corta, con un diámetro pequeño conectado a un tubo delgado y flexible. Esta aguja está flanqueada por dos alas de goma que permiten que el flebotomista la agarre y la mueva con facilidad. El tubo está conectado a un protector de goma que se adhiere al tubo de recolección de sangre.

Tipos

i Ryan McVay/Photodisc/Getty Images

Las agujas mariposa vienen en tamaño 21, 23 y 25. Cuanto mayor sea el número, más delgada es la aguja.

Función

i Ryan McVay/Photodisc/Getty Images

Las muestras de sangre tomadas de la muñeca, la mano y el pie se recogen casi exclusivamente con las agujas mariposa. Las personas que tienen las venas poco profundas, o aquellos que tienden a ponerse ansiosos o a moverse al extraerles sangre, a menudo se benefician con las agujas mariposa.

Beneficios

i Ryan McVay/Photodisc/Getty Images

Debido a que la aguja está unida a un tubo y no directamente al tubo de recolección, un paciente puede moverse con cierta facilidad sin sacudir la aguja o la muestra.

Conceptos erróneos

A pesar de su pequeño diámetro y su insignificante apariencia, las agujas mariposa no siempre causan menos dolor al paciente. Estas agujas son cortas y requieren de varios pinchazos para alcanzar una vena. Es posible que se coagule la sangre dentro del tubo y, si esto ocurre, es necesario volver a pinchar al paciente.

Más reciente

×