Remedio para el dolor de músculo en la pantorrilla

i PortalSalud

La pantorrilla está conformada por dos músculos principales, el gastrocnemio y el sóleo.

El gastrocnemio es el músculo grande que está más cercano a la superficie y es el que conocemos como gemelos.

Por su parte el músculo sóleo se ubica a un nivel más interno, detrás del gastrocnemio y del tendón de Aquiles.

Estos músculos son parte fundamental del accionar del caminar en el ser humano, así como participan en el salto y todo movimiento que implique un empuje vertical del cuerpo.

No dejes de leer: Ejercicios para fortalecer el músculo gastrocnemio

El gastrocnemio y el sóleo se consideran entre los músculos más fuertes y capaces del cuerpo, pues pueden desarrollar gran esfuerzo en corto período de tiempo, pero también son vulnerables a pequeños desgarres en sus fibras cuando el esfuerzo supera su capacidad elástica.

Muchos de estos desgarres ocurren en personas que entrenan en exceso, corren o levantan objetos pesados.

Cuando no sobre exiges tu pantorrilla y estiras correctamente, estos microscópicos desgarros se curan rápidamente y no son un problema.

Sin embargo, no debes descuidar el dolor de músculos en la pantorrilla, pues si hay un desgarro desatendido por mucho tiempo la lesión se puede agravar.

Los remedios para el dolor de músculo en la pantorrilla dependen de la severidad de la lesión.

El diagnóstico de la gravedad

El nivel de severidad de un desgarre consta de 3 grados, que indican cuánto daño se hizo a las fibras musculares o tendones que conforman un grupo muscular.

Una lesión de grado 1 en la pantorrilla es el menos severo, provoca un nivel mínimo de dolor y virtualmente no hay ninguna pérdida de función en el músculo.

Por su parte, una lesión de grado 2 incluye dolor significativo y clara pérdida de funcionamiento.

El grado 3 es el más severo e implica un desgarro parcial de los músculos de la pantorrilla que dejan totalmente inutilizada esta parte del cuerpo y que amerita cirugía para reparar los daños, así como terapia física de mediana a larga duración.

La importancia del descanso en un músculo adolorido

Cuando tienes dolor de músculos en la pantorrilla, debes reducir el estrés que le generas, dependiendo de la severidad de la lesión.

Para dolores menores, puedes acortar tu entrenamiento en intensidad, duración o ambas.

Además, puedes hacer otras actividades que hagan menos estrés en tus pantorrillas.

Por ejemplo, en lugar de entrenar corriendo en montaña, puedes optar por trote en agua, actividad que tiene mucho menos impacto y que por otra parte te permitirá quemar calorías y mantener tu musculatura en buena forma.

Para lesiones más serias, puedes abandonar el ejercicio un tiempo para permitir que el músculo se cure y evitar que se agrave tu dolor de músculos en la pantorrilla.

Desaceleración de la hinchazón

Un efecto secundario de cualquier tipo de desgarre en los músculos de la pantorrilla es la inflamación de estos.

Si optas por continuar ejercitándote a pesar del dolor en el músculo de la pantorrilla, debes considerar la posibilidad de utilizar una venda de compresión.

También puedes aplicar hielo a la zona afectada por alrededor de 30 minutos después de que aparezca la lesión o después de usar el músculo, antes de que se haya recuperado completamente.

Cuando apliques hielo, envuélvelo con una toalla para que no quede directamente apoyado sobre tu piel.

También puedes ayudar a reducir la hinchazón tomando medicaciones antiinflamatorias como el ibuprofeno.

Importancia del estiramiento en la recuperación de desgarres

El estiramiento antes de cualquier entrenamiento o esfuerzo es vital para evitar lesiones en los músculos de la pantorrilla.

También se aplica cuando esta ya ha sufrido un desgarre de tipo 1 o 2 y quieres ayudar que se cure más más rápidamente y a prevenir lesiones futuras.

Una forma de estirar es pararte mirando hacia una pared a aproximadamente una distancia de 30 centímetros.

Coloca tus manos sobre la pared y mueve un pie hacia atrás hasta que sientas un estirón en tu pantorrilla. Después de 20 a 30 segundos, cambia de pie y repite el ejercicio.

Artículo recomendado: Los síntomas de un desgarre del músculo de la pantorrilla

Otra forma de estirar tus pantorrillas es pararte sobre el borde de un escalón sólo con la parte delantera de tu pie en el escalón y tus talones sobre el borde.

Suavemente, coloca más peso sobre tus talones hasta sentir que tus pantorrillas se estiran.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.

Más reciente

×