Estefanía Mac

Actualizado en

27 diciembre, 2018

¿Cuáles son los peligros del jugo de remolacha?

i PortalSalud

La concepción popular acerca de la remolacha o “Beta Vulgaris” es considerarla como un “vegetal” purificante que a su vez fomenta la relajación y reduce el estreñimiento. Más que un mito podría ser una realidad, la remolacha posee un importante valor nutricional.

La remolacha realmente es un tubérculo, crece debajo de tierra como la raíz de la planta del mismo nombre y la consumimos como una hortaliza. Quizás lo más distintivo de la remolacha es su intenso color rojizo o morado de la mayoría de las variedades.

Debemos tener ciertas precauciones con los zumos de vegetales y frutas que consumimos. En especial la remolacha puede tener algunos efectos secundarios sorprendentes; algunas personas con condiciones clínicas muy particulares deben tener una especial precaución con el consumo de ésta hortaliza.

Te presentamos algunas precauciones que deberías considerar cada vez que saques tu licuadora para hacer jugo de remolacha.

No dejes de leer: Beneficios saludables de la remolacha

Heces y orina rojos

No sientas temor si el aspecto de las heces e incluso la orina cambian al ingerir jugo de remolacha o al consumirla cruda.

Los pigmentos naturales de la remolacha tienen una influencia sobre el intestino entre cuyos resultados se encuentra la intensidad en el color de las evacuaciones, incluso la orina.

Éste es un efecto secundario de la remolacha normal debido al color del jugo y no es indicativo de una hemorragia interna. Este efecto secundario puede ocurrir incluso cuando la remolacha se cocina o cuando el zumo de remolacha se encuentra diluido.

Intoxicación del hígado

El jugo de remolacha tiene un gran efecto diurético que permite la depuración de sales en exceso y ácido úrico. Debemos recordar que todo en exceso puede causar daños, incluso el agua. El zumo de remolacha no es la excepción.

El Centro para el Cuidado Alternativo del Cáncer de Nueva Zelanda advierte que el consumo excesivo de jugo de remolacha puro y sin diluir puede concentrar toxinas en el hígado, en cantidades tan grandes que no se pueden procesar de forma eficiente y podrían causar daños.

Livestrong.com citando al Acta Biológica de Hungría, advierte que el consumo excesivo de remolacha cruda o en jugo, puede propender a la acumulación de minerales en el hígado como hierro, cobre, magnesio y fósforo, que podrían afectar el normal funcionamiento del hígado y del páncreas.

Las personas con enfermedades renales o hepáticas deben consumir jugo de remolacha diluido y en dosis pequeñas. Especial atención merecen también las personas con “hemocromatosis” una afección caracterizada por la retención de altas cantidades de hierro en la sangre.

No dejes de leer: Beneficios y desventajas para la salud de la remolacha

Trastornos estomacales

Jennifer Sacheck, PhD y profesora asociada de la Escuela Friedman de Tufts recomienda al zumo de remolacha como un suplemento nutricional. La remolacha es altamente rica en nitrato natural que se convierte en óxido nítrico favoreciendo la vasodilatación, la relajación muscular y por ende la motilidad intestinal. El nitrato que contiene puede retardar la absorción de oxígeno, lo que reduce la fatiga.

Sacheck recomienda la ingesta de jugo de de remolacha entre las 6,5 a 17 onzas diarias, dependiendo de la edad, peso, contextura y condición física del paciente. Cualquier cantidad por arriba de ese valor puede traer consigo malestares estomacales.

La moderación al beber jugo de remolacha, se debe a sus propiedades laxantes y su fuerte efecto en el tracto digestivo inferior.

El Centro para el Cuidado Alternativo del Cáncer, citando un estudio de la Universidad de Hovard en Washington, señala que el “extracto de Beta Vulgaris” es un potente agente quimiopreventivo, inhibidor del crecimiento de los tumores.

No obstante el extracto de jugo de remolacha sin diluir es un medicamento altamente concentrado y potente, más aún para pacientes de oncológicos. Muchos tienen una baja tolerancia al jugo de remolacha, experimentando vómitos y debilidad general.

Para tales casos livestrong.com recomienda comenzar con el jugo diluido de la mitad de una remolacha fresca de tamaño mediano, aumentado progresivamente el consumo a la remolacha entera en mayores frecuencias.

Toma en cuenta que las remolachas frescas, es decir, duras y sin arrugas tienen mejores propiedades, lávalas muy bien y no descartes la pulpa. Recuerda seguir las recomendaciones de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) a la hora de preparar jugos de frutas y verduras para evitar enfermedades infecciosas e intoxicaciones alimentarias.

Te puede interesar: Las remolachas y la coloración de la orina

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.

Más reciente

×